Iglesia de Santo Domingo

La iglesia de Santo domingo, historia, frescos y escudos.

En un principio, fue la ermita del Señor San Sebastian gestionada por una Cofradía de labradores en el siglo XV, siendo Ana Barba de Castilla la fundadora del Monasterio en la segunda mitad del siglo XVI.

A finales del siglo XVI, la Orden Dominicana fundo un convento de monjes en la ermita de San Sebastian donde también existía un hospital. Hasta el siglo XIX estuvo presente esta orden en el barrio de Santo Domingo aunque en el citado convento solo queda la iglesia y algunos restos del portigo de arco apuntalado oculto por las viviendas anexas.


Éste Templo de estilo gótico-mudéjar siglo XV, con sucesivas reformas barrocas y neoclásicas, consta de tres naves con arco apuntalados y alfiz. El ábside, de planta cuadrangular, esta cubierto con una cúpula ochavada y decorado con pinturas naturales del siglo XVI.

En la última restauración han aparecido en el altar mayor unos frescos del siglo XVI sobre la vida de la Virgen María, en particular el pasaje de la Anunciación. El escudo de armas que aparece grabado en el presbiterio es de Ana Barba de Castilla la fundadora del Monasterio y el escudo dominico en la bóveda central.

Desde entonces, la iglesia de Santo Domingo esta habilitada para usos culturales y religiosos. Por ello, se hicieron todos los cultos de la Hermandad de la Virgen del Rosario, cuando volvió a su templo fundador, mientra se termino la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción.

Página web diseñada por Andrés Gómez Palacios y Pablo Murube Martín.

Colaboración de Ana María Palacios Romero.

©2008