Altar de la Virgen del Rosario

Altar de Nuestra Señora acompañada de San José y el Arcangel San Rafael

La devoción de la Virgen del Rosario tuvo un gran impulso de manos de la mística aracenense la Venerable Madre Trinidad monja dominica, camarista la Virgen, propagadora del Santo Rosario y fundadora del convento de Jesús María y José.

Fue hasta la época de las desamortizaciones cuando el influjo de la Orden de los Dominicos siguió dirigiendo espiritualmente a los cofrades del rosario de Aracena.

Después de la expulsión de los frailes del convento de Aracena, el culto a la Virgen del Rosario y a San José siguió gracias a la dedicación de sus devotos.


Agosto de 1941, las imágenes de Nuestra Señora del Rosario, costeada por el matrimonio Don José Rafael López de Palacios secretario de la Hermandad con su esposa la camarera Doña Urbana Alonso Roncero y sus dos hijos.














El escultor sevillano Don Antonio Castillo Lastrucci fue el artífice de esta imagen, la puesto a disposición del Arzobispado de Sevilla para su colocación donde este determinase, habiéndolo hecho para esta iglesia de Santo Domingo.” En la misma década la citada familia domó a la Cofradía la imagen de San José y San Rafael Arcángel y su altar disponiendo que la Imagen de la Virgen del Rosario recibiese culto en la Parroquia de la ciudad Aracena.


A continuación os presentamos el contrato por el cual se llevó a cabo el Altar de la Virgen del Rosario.

Página web diseñada por Andrés Gómez Palacios y Pablo Murube Martín.

Colaboración de Ana María Palacios Romero.

©2008